Receta Croquetas de quesos y nueces

Os presentamos una deliciosa y sencilla receta para hacer croquetas diferentes, más adelante os iremos dando más variantes, os sorprenderá la textura y lo deliciosas que quedan.

 

Receta Croquetas de quesos y nueces;

Ingredientes:

200gr queso emmental

200gr queso raclette

200gr de parmesano rallado o en polvo

200gr de nueces picadas

1 cebolla

180gr de mantequilla

180gr de harina

1 litro de leche

c/s harina,huevo, pan rallado para rebozar (normal o con ajo y perejil, al gusto)

c/s  sal, pimienta y nuez moscada

Dejamos preparados los quesos y las nueces ya picadas.

Cortamos la cebolla en brunoise pequeñito y la pochamos bien, reservamos.

Procedemos a preparar la bechamel para las croquetas, ponemos la mantequilla en una olla cortada en dados, dejamos que se derrita por completo y que espumeé un poco, entonces añadimos la harina y removemos, unimos bien la mezcla y dejamos que se dore un poco sin llegar a quemarse.

Añadimos la leche por turnos, hay que jugar con el fuego, al añadir la leche o bien retiramos la olla del fuego o lo ponemos muy flojito, le incorporamos el primer vaso y movemos bien hasta que se incorpore por completo.

Añadimos el siguiente vaso y hacemos lo mismo removemos bien hasta que se incorpore, cada vez que añadamos leche irá quedando más liquida por lo tanto podremos ir subiendo el fuego sin pasarnos para no quemar la mezcla.

Acabamos de añadir la leche y con un fuego medio mezclamos sin parar, la masa irá espesando, si vemos que tarda mucho podemos subir un poco el fuego para agilizar el proceso.

Cuando tenga la textura adecuada, espesa de croqueta, le añadimos la sal, la nuez moscada y la pimienta negra al punto deseado.

Seguidamente iremos añadiendo la cebolla, nueces y queso.

Sin dejar de remover y con el fuego bajo uniremos todos los ingredientes, y seguiremos removiendo hasta que acabe de espesar y unirse todo bien.

Ya tenemos nuestra masa de croquetas, traspasamos la masa a una superficie que quede lo más extendida posible, cubrimos con film, pegado a la masa para que esta no haga costra y dejamos reposar en la nevera un día.

Al día siguiente ya podemos bolear y rebozar nuestras croquetas, mi recomendación es con primero harina, después huevo y por último pan rallado, después freír,  teniendo en cuenta si están de la nevera o si las hemos congelado para que no se nos queden crudas por dentro  y a disfrutar!!